MENU

En marzo de 1522, Ignacio salió de su natal Loyola con el propósito de peregrinar a Jerusalén. Antes de llegar a Barcelona, se detuvo en un pueblo llamado Manresa...

En marzo de 1522, Ignacio salió de su natal Loyola con el propósito de peregrinar a Jerusalén. Antes de llegar a Barcelona, se detuvo en un pueblo llamado Manresa donde vivió una experiencia mística que se considera la más importante de su vida y de la cual afirmaba él mismo haber obtenido un aprendizaje mayor en esa ocasión que en el resto de sus días; un aprendizaje del que brotaron las ideas fundamentales con las que daría forma y escribiría los Ejercicios Espirituales. A partir de ese encuentro con Dios, la Creación y las creaturas se revelaban a Ignacio con un nuevo significado. Por esta nueva visión del Mundo y de las personas se le concedió la gracia de encontrar a Dios en todas las cosas.

Desde aquellos tiempos hasta nuestros días, la Compañía de Jesús ha querido compartir la experiencia espiritual de San Ignacio de Loyola para que el encuentro con Dios infunda en las personas el deseo de profundizar en su conocimiento personal, en el servicio de los demás y en la determinación de construir un Mundo más humano y más justo.

Los jesuitas en Baja California queremos darle seguimiento a la misión de nuestro fundador brindando un espacio adecuado para realizar Retiros y Ejercicios Espirituales.

NOSOTROS

Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola han sido una de las más grandes aportaciones del crecimiento espiritual que ha beneficiado a la Iglesia Católica durante más de cuatro siglos. Estos Ejercicios pueden definirse como una forma de vivir nuestra fe a través de lo que nuestro Señor señala en el Evangelio. Así, San Ignacio dejó como legado una herramienta práctica para transmitir su muy peculiar manera de entender el mundo y la voluntad de Dios.

Casa Manresa, por tanto, ofrece un espacio moderno y a la vez austero, acondicionado para hacer más provechoso el encuentro consigo mismo y con Dios de quienes realicen aquí Retiros y Ejercicios Espirituales, y para que esta experiencia los invite a ser testigos del Evangelio, dando testimonio de fe y promoviendo la justicia en esta región del mundo, bajo nuestro lema: En todo amar y servir.

HISTORIA

En los primeros años del siglo XXI, la Iglesia de Tijuana no contaba con espacios adecuados para que los creyentes profundizaran en su formación cristiana y en el fortalecimiento de su vida espiritual. Para responder a esta necesidad, los jesuitas en Baja California, iniciaron la construcción de una casa para retiros y Ejercicios Espirituales. El 11 de marzo de 2005, en presencia del Sr. Obispo Don Rafael Romo Muñoz, se colocó la primera piedra dentro del campus de la Universidad Iberoamericana Tijuana.

Los primeros resultados de este proyecto a cargo del P. David Ungerleider, S.J. se ofrecieron a la comunidad eclesial de Tijuana el 16 de noviembre de 2006 con la inauguración de la casa que recibió el nombre de Manresa, en alusión al lugar donde San Ignacio de Loyola tuvo la experiencia mística más importante de su vida. Y el 13 de junio de 2007, con una misa presidida por el mismo Sr. Obispo Don Rafael Romo, se llevó a cabo la consagración de la capilla que ocupa el centro de Casa Manresa.

Casa Manresa Expansion

Durante estos últimos 10 años, ha habido cada vez más demanda de retiros y el uso de nuestra Casa de Retiro en Playas de Tijuana, en especial de las escuelas secundarias y universidades locales. En junio de este año se inició la construcción de un nuevo edificio, como un anexo a la casa de retiro existente, con el fin de proporcionar más de 20 habitaciones (para un máximo de 40 estudiantes).

Donate Now